Escápate / Guías de viaje

París en 3 días

Hoy voy a compartir con vosotros mi experiencia en París en este último viaje. Quizás os sirva de guía para no perderos las atracciones más importantes 🙂

DÍA 1:

Las 3 veces que he estado en París he volado al aeropuerto de París-Beauvais con Ryanair. Está un poco más retirado que el otro (Charles de Gaulle), como casi todos los aeropuertos con esta compañía aérea, pero generalmente los vuelos salen más baratos. Nada más bajarte del avión tienes una máquina para sacar los billetes del autobús al centro (te llevarán a la estación de Porte Maillot), pero si ves que te desespera esperar en la cola, que sepas que fuera tienes unas casetas donde también podrás adquirirlos, justo enfrente de la parada del bus. Son 32€ ida y vuelta, y tarda 1h 15min.

Nosotros nos quedamos en un hostal en el barrio de Montmartre, con vistas a la Basílica del Sagrado Corazón desde el último piso, con el metro al otro lado de la calle (parada Anvers), y a una parada de la estación del Moulin Rouge -al que puedes acercarte andando perfectamente (parada Pigalle). Nada de lujos y con baño compartido, pero bueno, tienen ascensor, sala de estar, wifi y esas cosas… Aquí os dejo la info:

Le Régent Hostel, en 37 Boulevard Rochechouart, Paris.

Quedamos con una amiga de mi Erasmus, que ahora vive allí en París, y nos acomodó en su casa las 2 últimas noches. Merci beaucoup, Anaëlle! (Atención a todo ese francés que aprendí en la ESO). La primera vez que visité París, también fue con ella y en Navidad… Brrr… Recuerdo hincharme a gofres para entrar en calor.

IMG_4060_Nos recogió en nuestro hotel y de ahí nos llevó al barrio de Montmartre para subir también a la Basilique de Sacré Coeur, situada en una colina a 130m de altura. Puedes acceder en funicular o subiendo p’arriba las 197 escaleras -nosotros optamos por la opción más sana: la gratuita. De noche es una pasada, y desde allí tienes unas vistas geniales de París entero. La construcción de la Basílica se realizó con dinero obtenido con colectas en toda Francia en 1875 y se completó en 1914.

IMG_3671

Desde aquí, recorrimos el barrio pasando por la Place du Tertre, una plaza rodeada de edificios del siglo XVIII y llena de pintores que ofrecen sus distintas visiones de París (“sólo” 300 pintores tienen permiso para pintar ahí). También vimos la cafetería de Amélie, que también está por la zona: el Café Tabac des Deux Moulins (situado en Rue Lepic, nº 15; esquina con Rue Cauchois), decorado con carteles y detalles de la película. Bajando esta calle (Rue Lepic) hasta Boulevard de Clichy nos adentramos en el Barrio Rojo de Pigalle (Métro: Blanche o Pigalle) y su famoso Moulin Rouge, con una réplica del molino rojo original de 1925. Este barrio está plagado de espectáculos, cines XXX y sex shops, además del Museo del Erotismo. Como verás, todo muy educativo para nuestro bebé de año y medio.

DÍA 2:

IMG_3752_Al día siguiente, ya con más tiempo, empezamos el día de turismo con el Arco del Triunfo (Métro: Charles de Gaulle – Etoile, lines 1, 2 y 6), en la Avenue des Champs Elysées, que se extiende 2km de largo y 70m de ancho. Cuando fuimos nosotros estaban unos recién casados haciéndose fotos con el Arco del Triunfo de fondo. No sé cómo saldrían esas fotografías. Los coches no paran de pasar y me estaba imaginando la típica foto amorosa con una furgoneta blanca detrás… Desde aquí andamos un montón, la calle es larrrrrrga de pelotas hasta llegar a la Place de la Concorde, rodeada de jardines y varios edificios públicos majestuosos. Fue construida entre 1755 y 1775. Tiene un obelisco de granito rosa de Luxor (para que no te pierdas), de más de 3300 años de antigüedad y casi 23 metros de altura, regalo de Egipto a Francia. Así son de majos los egipcios. Aquí mismo visitamos el Jardín de las Tullerías para comernos un bocata rodeados de esculturas y fuentes impactantes. Además, este sitio fue nombrado Patrimonio de la Humanidad. Luego empezó a llover y adiós chiringuito.

IMG_4649Al final del jardín llegamos al Museo de Louvre (horario: 9am-6pm, Métro: Palais-Royal Musée du Louvre -líneas 1 y 7), con el Jardín del Carrusel, el más próximo al museo, que destaca por su arco del triunfo con 8 pilares de mármol rosado. La entrada al museo son unos 9€ pero el primer domingo del mes es gratis (“Oh my God, que es domingo, churri!”). Sabíamos que íbamos a comernos una cola (uy, qué mal suena eso) que iba a dar la vuelta al edificio. Y así fue. Pero para nuestra sorpresa, un hombre que trabajaba para el museo (no sé si el de seguridad o el “encargado de la cola”) nos dijo que con el bebé no teníamos que esperar, que entrábamos directamente. Ahí decidí tener 8 hijos más.

Bueno, qué decir del museo… Para empezar tienes que ver el Carrousel du Louvre con la pirámide al revés. Y, además de otros cuadros y esculturas, no puedes perderte la Venus de Milo y la Mona Lisa (o Gioconda, o como la quieras llamar, que se deja llamar de todo y sin dejar de sonreír). A mí me llamó más la atención el barullo de gente que había para echar fotos a ambas, así que tengo una colección de “fotos de gente echando fotos” más que de las piezas de arte en sí.

IMG_4012A la salida del museo cruzamos al otro lado del río Sena por el Pont Nôtre Dame. Este es un puente que me perdí las 2 primeras veces que fui a París y que me gustó especialmente porque está repleto de candados de gente jurando su amor -es la ciudad del amor al fin y al cabo. Primero vimos la Concergierie, uno de los palacios donde habitaron los reyes de Francia, antes de convertirse en la cárcel donde confinaron a María Antonieta y Roberspierre, entre otros. Después, en la Place Jean-Paul II, por fin vimos la increíble Cathédrale de Nôtre-Dame (Métro: Cité), que se empezó a construir en el año 1163 y se terminó en el año 1345. La entrada a la catedral es gratis pero a las torres vale 7.5€, que es realmente lo que mola (horario: 8h a 18.45h). Además, son 387 escalones sin ascensor que -oh qué pena- nos perdimos, porque si lo de jorobado y Esmeralda es todo un bulo, paso de entrar. Justo a la salida del metro, está el Mercado de las flores, donde se encuentra la antigua plaza Luís Lépine. Este sitio me gustó muchísimo.

IMG_4040_Dejando la catedral atrás llegamos a la librería de Shakespeare and Company (en 37 Rue de la Bûcherie), súper chula también. De aquí, los Jardines de Luxemburgo nos pillaban cerca; es un parque público parisino de 22 hectáreas diseñado en 1615. Pero llovía y nos los saltamos…

También teníamos pensado subir a la Torre Montparnasse para ver París desde su terraza a 210m de altura, desde el piso 56º cuyo ascensor te llevará en un plis, en sólo 38” (está en 33 Avenue du Maine, y vale 13.50€). También pensamos en subir a la Torre Eiffel, aunque yo ya subí en 2009, pero la entrada va de 5€ a 14.50€ (dependiendo si subes por las escaleras o en ascensor) y después de un viaje largo por Europa, tambiéeeeen nos lo saltamos. Total que al final ninguna de las dos y os diré por qué más abajo.DSC07003

NOTA: Si tienes tiempo, en este área también está el Cimetière du Montparnasse, donde está enterrado Julio Cortázar, entre otros. Y las Catacumbas (en la Place Denfert-Rochereau, Métro: Denfert-Rochereau, Bus: 38 y 68, horario: M-D 10h a 17h, entrada 8€), una exposición de huesos humanos por todas partes. Yo me cagué de miedo y lo omití.

DÍA 3:

IMG_4478_El tercer día fue bastante “parisino” y andamos a la plaza de Trocadéro, con su fuente de Varsovia, y donde echamos un montón de fotos preciosas a la Torre Eiffel. Fue la estructura más elevada del mundo durante más de 40 años, hasta que la superó el edificio Chrysler de Nueva York, en 1930. Al otro lado de la torre pasamos un buen rato echando más fotos en la extensión verde del Champ de Mars (Campos de Marte), que probablemente sea el mejor sitio para sacar fotos de la torre. Desde aquí, todo recto por la Rue de Grenelle, llegamos al Hôtel des Invalides. Éste es un edificio que mandó construir el rey Luis XIV en 1670 a los efectos de recibir a los soldados heridos de guerra. Además, aquí reposan los restos del emperador Napoleón Bonaparte. Puedes seguir andando y pasar por el Puente de Alejandro III. Nosotros pasamos de nuevo por la Place de la Concorde, de camino al Palacio Garnier o Antigua Ópera (en 8 Rue Scribe, horario: de 10 a 17h, entrada 7€), lugar donde transcurren eventos como “El Fantasma de la Ópera” e imposible echar una foto sin autobuses, coches y gente por todas partes…

IMG_4536En la misma zona están las Galeries Lafayette Haussmann, la mayor superficie comercial del mundo occidental. Aquí me paro: ¿Os acordáis de que no subí a ninguna torre para vistas guays de París porque soy una cutre? Bueno, pues aquí en las Galerías Lafayette TENÉIS QUE SUBIR A SU AZOTEA. El centro comercial en sí es prohibitivo, todo carísimo, pero en la 7ª planta tienen una terraza con bancos y tal para sentarse, con una vistaza de París bastante sorprendente. Gratis, claro (si no te has dejado ya los euros en subir a la Torre Eiffel o la Montparnasse).

DÍA 4:

¿Cuentas con más de 3 días en París? Entonces tienes que acercarte al Palacio de Versailles. Para llegar aquí, tendrás que tomar el Métro hasta Invalides y cambiar a la línea C de RER (el tren) hasta la última parada: Versailles-Rive Gauche (Château de Versailles). Una vez allí, verás (nada más salir de la estación del tren) una cola impresionante para comprar tickets para el Palacio. NI CASO. Sigue andando en dirección al palacio, y en cuanto gires a la izquierda y lo veas de fondo, justo ahí tienes una oficina de turismo donde venden tickets también y no hay casi gente. Vale unos 20€ e incluye visitas al Château, al Châteaux de Trianon y al dominio de Marie-Antoinette (Hameau de la Reine), además de exposiciones temporales.

IMG_4204

Luis XIV fue el primero en transformar el pabellón de caza de su padre, Luis XIII, donde instalaría la Corte y el gobierno en el año 1682. Desde entonces y hasta la Revolución Francesa, diferentes monarcas se fueron sucediendo en el trono y continuaron embelleciendo el palacio (horario a partir de las 15.30h). Es importante que no nos perdamos la Galería de los Espejos, de 73m de longitud y 375 espejos. Éste fue el lugar en el que en 1919 se pondría fin a la Primera Guerra Mundial con la firma del tratado de Versalles. En 1661 se iniciaron las obras para la creación de los Jardines de Versalles (horario: 9h a 12h), que no se verían finalizadas hasta cuarenta años después, gracias a miles de obreros. Cuentan con una extensión de más de 800 hectáreas con plantas, estatuas de mármol, estanques y fuentes. Aquí veremos el Gran Trianón (horario 12h a 15h), un pequeño palacio de mármol rosa.

IMG_4378Yo tengo especial cariño a los jardines, ya que mi marido me pidió matrimonio allí. Y bueno, el caso es que justo antes de darnos la vuelta para volvernos al tren, de repente encontramos esta pequeña aldea entre los jardines. Se trataba del Village du Hameau, el Dominio de María Antonieta, donde la esposa de Luis XVI disfrutaba de momentos tranquilos. Vimos desde patos, cisnes, nutrias… Un paraje natural precioso que merece un montón la pena visitar y que casi nos perdemos…

Muchas gracias por leerme. ¿Dudas? Escríbeme e intentaré resolvértelas. Si te ha servido esta guía, me haría mucha ilusión que me dejaras un comentario o que, ya puestos a pedir, la compartieras.

And here’s a “quality” English translation from Google

Anuncios

Un comentario sobre “París en 3 días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s