Escápate / Guías de viaje

Oporto en un día

He estado en Oporto (Portugal) dos veces y realmente se puede ver todo en un día. Así que aquí os traigo una guía rápida para que no os perdáis lo más importante de la ciudad.

DSCN0329_Comenzaremos este itinerario en la Avenida dos Aliados o Praça da Liberdade, por su zona norte. Aquí está el edificio de la Cámara de Comercio. Para los amantes de la fotografía, volved de noche para sacar una instantánea de éste reflejado en la fuente que tiene enfrente. Antes de seguir andando, en la Rua Santa Catarina (una de las calles paralelas) recomiendan tomarse un cafelito en el Cafe Majestic (de los años 20). Nosotros simplemente la echamos un vistazo -tenía pinta de ser cara y había cola para entrar. Y seguimos andando hasta llegar, de casualidad, a la Confeitaria do Bolhão (en Rua Formosa 339), donde desayunamos súper bien.

IMG_8257_Desde aquí, bajaremos la plaza principal hasta Rua dos Clérigos para ver la Praça de Lisboa, recién renovada en 2011. Por un lado verás la Torre de los Clérigos, imposible perdérsela de vista con sus 76m de altura. Puedes subir a ella, son 6 pisos y “sólo” 225 escalones (está en Rua de São Filipe de Nery, horario: 9.30h-13h y 14.30h-19h; entrada 2€) y ofrece una vista genial. Y al otro lado de la plaza, puedes pasarte por la Librería Lello (en portugués Livraria Lello en Rua das Carmelitas, 144; horario: L-S 10h-18h, entrada gratis), un edificio neogótico construido en 1906. Fue elegida la 3ª más bella del mundo: la reconoceréis del otro lado de la plaza por su bella fachada blanca, de estilo modernista.

IMG_8269En la misma zona, además de la Universidad de Porto, no puedes perderte el Jardim da Cordoaria. Con sus árboles centenarios, representa la armonía nostálgica de Oporto. También conocido como Jardim de João Chagas, está decorado con unas esculturas muy graciosas de Juan Muñoz, de su colección “Thirteen Laughing at Each Other”.

IMG_8330Desde aquí, callejeamos por el Campo de Batalha. En este barrio pasaremos por la Igreja de Misericórdia y también por delante de la Iglesia de San Lorenzo, ubicada en una pequeña plaza. Y por fin veremos la Catedral Sé de Oporto, uno de los monumentos religiosos más importantes de la ciudad (Metro línea D estación San Bento), de estilo barroco. En este barrio hay un montón de miradores desde donde verás todos los tejaditos anaranjados que se amontonan hasta dejar paso al río Duero.

DSCN0380Y hablando del río Duero, el cual desemboca en Oporto, tienes que bajar a la Praça de Ribeira. Se sitúa frente al río y el Puente de Luis I (Puente Dom Luiz), con tiendas de artesanías y restaurantes de comida portuguesa por todas partes. Los edificios decorados con azulejos de cerámica me produjeron un tic nervioso: no podía parar de fotografiarlos (y si encima se te posa una gaviota al lado, mejor que mejor). De aquí, pasaremos atravesando el puente a pie a Vila Nova da Gaia, en el margen izquierdo del Duero, donde podremos disfrutar de la vista de la ciudad de Oporto y del atardecer. Ojo, esto es otro pueblo ya, no forma parte de Oporto. Y podría decirse que es mi zona favorita, la panorámica que ofrece es absolutamente genial.

DSCN0498Estaría bien que antes de terminar tu visita a Oporto te pasaras por La Foz. Se trata de un sitio para caminar frente al Océano Atlántico, construido de manera armoniosa con las rocas del sitio, con una especie de pasarela de madera. Si el tiempo es razonable, verás gente haciendo surf o paseando a sus perritos. Y si continúas el paseo, llegarás al límite de Porto con Matosinhos: el Castelo do Queijo. Quizás esta zona esté un poco más alejada y podrías dejarlo para un 2º día. Si vas en bus, entonces te da tiempo de sobra, ¡adelante!

IMG_8125Si tienes más días, hay un pueblecito pesquero muy cerca de Oporto. Se llama Aveiro. Nosotros fuimos en tren, que también he de nombrar en interior de la Estación de ferrocarril de Oporto como visita turística. Pero realmente la que llama la atención es la Estação de Aveiro. La cerámica y porcelana han sido un negocio en Aveiro desde principios del siglo XIX, y esta estación en concreto está decorada con azulejos tanto por el lado de las vías como por fuera, y fue inaugurada en el año 1864. Verás, además, un montón de canales con góndolas tipo Venecia, y mercadillos de productos artesanales (desde barcos de madera, a botas de cuero… o comida).

IMG_8498Si te gusta el surf, puedes acercarte a Espinho. No hay nada que ver, turísticamente hablando, pero son conocidos por sus olas, y ahí mismo puedes alquilarte traje y tabla por 20€/hora (no muy barato, la verdad). El pueblo de Guimarães también está muy cerquita, y cuentan con un casco antiguo medieval chulísimo. Destaco, además de su castillo, las vistas de los jardines del Largo República do Brasil con la Iglesia de Sao Gualter al fondo. Genial (ver foto).

¿Te ha gustado? ¿Tienes dudas? Me haría mucha ilu que me dejaras un comentario. Y que compartieras, ya por pedir… 🙂 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s