Escápate / Guías de viaje

12 cosas que hacer en Berlín

1) Puerta de Brandeburgo.

DSC00171

Esta puerta, cuya construcción se basó en los portales de la Acrópolis de Atenas de Grecia, fue mandada erigir por Federico Guillermo II en 1789. La Brandenburger Tor era la entrada a Berlín en el siglo XVIII. Napoleón, con sus pelotas, robó los caballitos de ahí arriba en 1806, los cuales estuvieron en París hasta que los devolvieron a Berlín después de ser derrotado en 1814. Este monumento fue testigo de consecutivas victorias y derrotas hasta verse la ciudad dividida entre 1945 y 1990. Al principio, sólo la familia real podía pasar por el arco central, los demás tenía que usar los otros arcos.

2) Cómete un schnitzel.

DSCN4607

Como dijo mi amiga Sofía cuando lo probó “Esto es un filete de pollo empanado de toda la vida”. Bueno, en realidad se trata de nuestro escalope, y puede ser no sólo de pollo, también de ternera, cerdo o pavo. Es más bien un plato tradicional austriaco (Wiener schnitzel) pero está tan rico que los alemanes se han hecho con él.

3) Pasea por la East Side Gallery.

DSCN0792

La primera vez que visité Berlín, sólo vi trozos del Muro colocados caóticamente en diferentes partes de la ciudad. La segunda vez me informé un poco más… Si coges el S-Bahn (el metro de Berlín) hasta la estación de Ostbahnhof verás esta galería de arte al aire libre, realizada sobre el famoso Muro de Berlín (lo que queda de él, vamos). Se trata de una porción de 1.316m con 103 murales pintados por artistas de todo el mundo. La obra por excelencia es el beso entre Leonid Brezhnev, jefe de Estado de la Unión Soviética, y Eric Honecker, ex-líder de la RDA (DDR en alemán), pintado por el artista ruso Dmitry Vrubel.

4) Da una vuelta por el barrio de “Kreutzberg”.

DSCN0787

Al final de la East Side Gallery, y al otro lado del Oberbaumbrücke (el puente sobre el río Spree), verás este barrio repleto de graffitis -por si no has tenido suficiente. El que más me gustó fue el enorme mural del famoso Blu. Y si tienes tiempo de sobra, tómate algo en el Madame Claude Bar. Este bar es bastante peculiar: todos los muebles y decoración están al revés: las sillas y las mesas cuelgan del techo, etc. Un sitio original, alternativo y los precios no son elevados. Hay veces que dan conciertos o traen DJs.

5) Catedral de Berlín (Berliner Dom).

DSCN0830

Es la iglesia más grande de Berlín, una Catedral neobarroca construida entre 1894 y 1905 sobre la antigua catedral de Berlín (1747). Sufrió daños durante la II Guerra Mundial, que no fueron reparados hasta más tarde en 1975 (ayer, vamos). Se encuentra en una isla sobre el río Spree, también conocida como la Isla de los Museos (Museumsinsel), porque ahí mismo tienes: el Altes Museum (Museo Antiguo), el Neus Museum (Museo Nuevo), el Museo egipcio (en alemán: Ägyptisches Museum und Papyrussammlung, jajaja), el  Alte Nationalgalerie (la Antigua Galería Nacional), el Museo Bode y el Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum), el más reciente.

6) Monumento al Holocausto.

DSCN0835

El monumento, terminado en el año 2005 (en el 70º aniversario del final de la II Guerra Mundial), fue diseñado por el arquitecto estadounidense Peter Einsenman y representa las miles de personas asesinadas durante el régimen nazi. Está situado en el centro de la ciudad, al otro lado del Puerta de Brandemburgo, y está compuesto por 2711 losas de hormigón de diferentes alturas en una superficie de 19.000 metros cuadrados. Una pasada escalofriante.

7) Hazte una foto con sus osos.

osos

Es el símbolo de Berlín y la ciudad está repleta de diferentes figuras con forma de oso (que lo llaman Buddy Bär), así que no hay ninguno igual. Las esculturas empezaron a aparecer en el año 2001 y ahora hay más de 300. Al año siguiente, se creó un proyecto para UNICEF con 150 osos representando los estados de las Naciones Unidas con diseños de artistas de cada respectivo país. La exposición de United Buddy Bears ha dado la vuelta al mundo, visitando sitios como Hong Kong, Estambul, Tokyo, Viena, El Cairo, Varsovia, San Petersburgo y París, entre otros.

8) Cómete un pretzel.

IMG_8193

La primera vez que probé fue uno de estos fue en Münich (nacieron en Baviera después de todo…), y en un mercadillo navideño de Viena lo tenían hasta cubierto de chocolate blanco. Los hay en plan galleta salada o bollo blando, y se remontan al año 610, cuando los monjes benedictinos se los daban a los niños como recompensa por hacer sus deberes. Aviso que esos bollos salados retorcidos en forma de lazo dan una sed que no veas (así que me veo forzada a recomendarte una cerveza).

9) Reichstag.

DSCN0838

El Parlamento destaca por su cúpula de vidrio. Pégame porque he estado 2 veces en Berlín y no he subido, pero por lo visto es impresionante, así que si vas, visítalo y me lo cuentas. Se trata de un mirador construido sobre el edificio en 1999 y que supuso una revolución arquitectónica.

10) Piérdete en el parque de Tiergarten.

DSCN0757

El antiguo coto real hoy contiene museos y palacios. Este parque tiene una extensa zona verde de 210 hectáreas donde verás desde cisnes en el estanque hasta el edificio de la ópera de Berlín (Berliner Philharmonie) y la columna de la victoria (Siegessäule), entre otros. Yo me perdí, directamente.

11) Visita el centro comercial de “Sony Center”.

DSC06089

El nombre lo dice. En el año 2000 Sony se volvió loco y construyó un complejo de edificios comerciales a lo bestia. Aquí tienes un cine IMAX, la tienda de LEGO, tiendas y mogollón de restaurantes donde podrás tomarte una cerveza con sabor a frutas (cereza, plátano, frambuesa…). No soy yo, es que te involucras en la cultura y teniendo en cuenta que los alemanes toman de media 131,7 litros de cerveza por persona al año… Si no, ya tienes bastante con andar por el complejo, que está genial (de noche lo iluminan y es precioso).

12) Alexanderplatz.

DSCN0676

Con el Reloj Mundial y la torre de telecomunicaciones, es un popular punto de encuentro. De hecho, yo empecé mi visita turística en esta plaza, muy céntrica, desde donde salen todos los autobuses. No tiene pérdida, la torre se ve desde todas partes (hasta con niebla, como veis en la foto); es una obra de los años 1960 y me recuerda a nuestro Pirulí madrileño.

Si te ha gustado, me haría mucha ilu que me dejaras un comentario. Y que compartieras, ya por pedir…

And here’s a “quality” English translation from Google

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s