Escápate / Guías de viaje

Un día en Bratislava

Las Navidades de 2012 decidimos pasarlas de ruta por la Europa Central.

Volamos desde Ginebra, Suiza (donde vivimos durante una buena temporada) a Budapest con Wizzair y volvimos a Ginebra desde Praga con Swiss. Y entre los 4 destinos nos movimos en autocar. Y todo con el pequeño Lucas de 8 meses, que es un campeón. Dividimos los destinos de esta manera: Budapest (Hungría): 3 noches; Bratislava (Eslovaquia): 1 noche; Viena (Austria): 2 noches; y Praga (República Checa): 3 noches. Y creo que lo hicimos bien.

En el post de hoy os explico cómo ver lo principal de Bratislava en un solo día. Fuimos desde Budapest en un autocar que tardó 2h45min en llegar. La compañía era OrangeWays y nos costó 5780 HUF (20€). Tuvimos bastante suerte con nuestro hotel, que era más bien un apartamento, con su cocina y salón incluido. Lo elegimos por la buena puntuación que le daban en TripAdvisor. Todo súper limpio y muy céntrico, y además tenían cuna para nuestro bebé: MaMaison Residence, Sulekova 20 – Bratislava.

IMG_7873Lo primero que vimos fue el Castillo (Bratislavský Hrad), muy cerca del hotel. Aunque no es un castillo que llame la atención especialmente (parece una mesa patas arriba), lo diferente también es interesante. Su arquitectura está marcada, principalmente, por las construcciones y reconstrucciones de la época gótica, renacentista y del reinado de María Teresa. Nos avisaron de que no había mucho que ver en Bratislava y que con un día sería suficiente, así que creo que el no tener grandes expectativas hizo que nos gustara la ciudad más de lo que esperábamos. Y el castillo, dentro de lo malo, no queda mal ahí en lo alto, vigilando la ciudad de fondo…

IMG_7886_Quedamos con un amigo eslovaco que había trabajado con mi chico unos años antes, y nos hizo de guía por el casco antiguo (Staré Mesto). Empezamos la ruta por la Puerta de San Miguel (Michalska Brana), que data del siglo XIV y es una de las cuatro puertas por las que se accede a la antigua ciudad amurallada. Entre los muros de la muralla, junto a la Puerta de San Miguel, se halla la casa más estrecha de Bratislava, con un ancho de la fachada de 160cm. De aquí andamos a la plaza principal (Hlavné Námestié), que estaba llena de mercadillos navideños. Aprovechamos y probamos sus salchichas (pečená klobása) por 2.20€. En el centro de la plaza se encuentra la Fuente de Maximilano, dedicada al primer emperador de la ciudad, construida en un principio como reserva de agua para combatir los incendios. Aquí también está el Stara Radnica (el Ayuntamiento Viejo) del siglo XIV, y que se construyó mediante la unión de varias casas burguesas, además de haber sido objeto de diferentes reconstrucciones durante siglos. En la misma plaza también verás una de las figuras más características de Bratislava: el French Army Soldier, del escultor Juraj Melis. Es un pequeño soldado napoleónico de bronce apoyado en uno de los bancos de la plaza, como recuerdo de que las tropas de Napoleón llegaron a Bratislava en dos ocasiones.

IMG_7900Además de esa estatua, buscamos las otras tres que habíamos visto en internet al teclear “Bratislava” en Google: 1) El “Čumil” (“cumit” en eslovaco significa “cotillear”), está en la esquina de las calles Panská y Rybarska brána y es un obrero saliendo de una alcantarilla. 2) El Paparazzi es un tío haciendo fotos (con una cámara que ya me gustaría para mí), y lo encontrarás escondido en un rincón de la calle Laurinská, enfrente del bar con el mismo nombre. Y 3) El Schöner Náci, cuyo verdadero nombre era Ignác Lamar, se encuentra en Rybárska brána. Era hijo de un zapatero y nieto de un payaso (también Ignác Lamar), iba vagabundeando las calles de la ciudad, llenándolas de alegría y quitándose el sombrero ante las mujeres que pasaban.

Nos dirigimos hacia el Puente Nuevo (Novy Most), repletito de esos bichos del demonio gaviotas. Fue construido entre los años 1967 y 1972 atravesando el río Danubio. Sin pilares, se sostiene con cables de acero.

IMG_7992Y de aquí, andamos un buen rato hacia la Iglesia de Santa Isabel (Modrý kostolik), más conocida como la Iglesia Azul. Es un edificio de “art nouveau” que debe su nombre a una princesa húngara. Es un sitio bastante turístico, y donde casualmente nuestro amigo eslovaco había sido bautizado. Está en la parte este del casco antiguo, en la calle Bezručova. Fue construida a principios del siglo XX (consagrada el 11 de Octubre de 1913) y aparece como símbolo de Eslovaquia en la “Mini Europa” de Bruselas.

IMG_8010Después, cenamos en un sitio que se llama Meštiansky Pivovar, en la calle Devrená 575/8. Nos pusieron un montón de raciones (y unas cuantas cervezas) y todo súper barato. Y para bajar la comida, nos fuimos a dar una vuelta por la ciudad de nuevo, pero esta vez de noche. Con niebla incluido, precioso.

Para acabar, quería compartir un dato de Bratislava que me llamó la atención, y es que tiene ocho universidades para 60.000 estudiantes. Si vas y utilizas esta guía, me encantaría que me dijeras qué tal te pareció! O que la compartas, ya por pedir…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s