Escápate / Guías de viaje·Fotografía·Viajes

Cascadas en Oregón (Parte 1): Columbia River Gorge

Llevo viviendo en Portland (Oregón) desde febrero de 2015 y no paro de buscar cascadas que ver en mi tiempo libre. Claro que, con niños, la dificultad de los caminos estrecha un poco el abanico de posibilidades. Aquí os dejo con algunas de mis favoritas en la zona del Columbia River Gorge, donde podrás ver cascada tras cascada a unos minutos de distancia entre una y otra. Un sitio bastante turístico y complicado de encontrar aparcamiento en horas puntas, pero merece la pena. Empieza tu visita por Vista House (donde está la “X” en el mapa) y desde ahí continúa dirección este.

Resultado de imagen para waterfall gorge map

Image may contain: 1 person, smiling, standing, tree, outdoor and natureLATOURELL FALLS.

Cuando vino mi hermano a visitarme, íbamos en el coche de camino al Gorge y le describí estas cascadas como “un chorro de agua”. Claro que, si ha llovido previamente, el chorro es brutal. Supongo que lo que quería decir es que, comparada con otras cascadas, ésta es un “hilo” de agua, en vez de un montón de agua a lo bestia, cayendo de un acantilado en una casi inalterada línea vertical. Por lo visto hay unas “upper falls” por un camino de 3.4km, pero nosotros nos quedamos atontados ya con las “lower falls” (foto de la izquierda).

Image may contain: plant, tree, outdoor, nature and waterBRIDAL VEIL FALLS.

Estas cascadas de 36m son una de mis preferidas (foto de la derecha). Aparcas el coche y te adentras en un caminito cuesta abajo rodeado de plantas salvajes nativas, pasas por un puente de madera que atraviesa el riachuelo formado por las cascadas, y voilà. Ahí están, elegantes y agraciadas. Una vez abajo, hay un mirador de madera también (reconstruido en 1996) desde donde puedes verlas más cerca. Las Bridal Veil Falls consisten en dos cascadas en una rápida sucesión por encima de la superficie rocosa, que cuando llevan mucha agua hacen que se parezca al velo de una novia, como indica su nombre.

Todas estas cascadas van seguidas, pero si vienes aposta a ver estas solamente, están en salida 28 desde la I-84. Si vas con el tiempo justo, ve desde aquí hacia Multnomah Falls directamente. Si tienes tiempo para hacer un recorrido más, no te pierdas:

MULTNOMAH FALLS.

No automatic alt text available.Puede que estas cascadas sean las más conocidas de la zona Noroeste de EEUU, además de ser las más altas del estado de Oregón, con 189m de altura.  Además, están solo a una media hora de Portland. Los manantiales subterráneos del Larch Mountain (un volcán extinto) hacen que estas cascadas lleven agua todo el año. Un caminito asfaltado de unos 14 metros te lleva al puente “Benson” para peatones que cruza la cascada a 32 metros de altura (ver foto). Este camino continúa hace arriba a una plataforma sobre la cascada de arriba donde los visitantes tienen una vista de pájaro del Columbia Gorge.

Si vienes directamente a esta cascada, es la salida 35 desde la I-84.

Image may contain: 3 people, people standing, child, tree, plant, outdoor, nature and waterONEONTA FALLS.
No puedo decir mucho de estas cascadas. En verano intenté llevar a los niños pero hay una roca gigante a mitad de trayecto, la cual tienes que escalar y después meterte en el agua (hasta el cuello) para llegar a las cascadas. Obviamente, nos dimos la vuelta. Hay una zona apartada debajo del puente, donde la gente se mete en el agua (que no cubre), un sitio súper bonito y divertido para los niños.

Nos volvimos al coche y continuamos hacia las:
HORSETAIL FALLS.Image may contain: plant, tree, outdoor, nature and water

Mucho más fácil acceder a esta cascada, de 54m de altura. Puedes incluso aparcar el coche justo enfrente y asomarte al mirador, o incluso bajar los escaloncitos hacia ella y meter los pies en el agua (en verano, claro, en invierno te puede dar un patatús). El nombre viene porque se parece a la cola de un caballo.

Otras cataratas que me encantaron fueron las WAHCLELLA FALLS.

Aquí fui con mi niño de 5 años. Es especial porque para llegar a ella no hay un “caminito” en sí, sino que pasas por sitios secos, llenos de barro, saltas raíces, para arriba, para abajo… e incluso nieve. Todo el recorrido merece la pena, ya sea por vistas al río, por las montañas, por los árboles, o por las tropecientas mini cascadas que te encuentras hasta llegar al puentecito de madera con vistas a Wahclella.

Un poco más retirado, y con un trayecto no muy recomendado para ir con niños pequeños (ha habido casos fatales de caídas por el precipicio…), están las PUNCH BOWL FALLS, en la salida 41 desde la carretera I-84. Nos armamos de valor y nos metimos en el agua a darnos un chapuzón de esos que te congelan el cerebro. Una auténtica experiencia nadar de espaldas y ver toda la formación rocosa a tu alrededor… Ahhhh… lo que me gusta a mí Oregón. Creo que me voy a quedar por aquí un par de añitos más.

Image may contain: plant, outdoor, nature and water

Si quieres ver más cascadas, no te pierdas mi otro post sobre el Silver Falls State Park. Está como a una hora y media de Portland, en la ciudad de Salem.

Anuncios

Un comentario sobre “Cascadas en Oregón (Parte 1): Columbia River Gorge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s