Embarazo · Salud y Nutrición

Comerse la placenta y sus “maravillosos” beneficios

Antes de que sigas leyendo, quiero dejar claro que prefiero que alguien me abofetee repetidas veces antes que comerme una placenta. Pero hay de todo en la viña del Señor. Me encontraba sobre la camilla del hospital, abrazando con brazos primerizos a la criatura que había estado horneando en mi vientre durante nueve largos meses.… Sigue leyendo Comerse la placenta y sus “maravillosos” beneficios